about

“Facemos o festival ao que nos gustaría ir” (A organización)


Na aldea de Limodre celébrase cada mes de agosto, dende 1999, o Felipop. Coa palabra de orde “a melodía é o que importa”, o festival de Ferrolterra resulta estilisticamente coherente e estrito, se cadra a xuntanza de grupos pop con máis personalidade das que se realizan na Galiza. (El País)


Algo tiene que tener un festival para congregar a tanta gente pasándoselo en grande aún cuando muchos no conocen a más de tres grupos del cartel: que el enclave sea una maravilla, que te encuentres con un montón de gente entrañable, que escuchar a los Zombies, Dave Clark Five o The Keys a las tantas de la mañana en medio de un bosque sea algo impagable, que haya un montón de sitios en los alrededores donde comer bien por cuatro perras…. Más o menos las mismas razones que di el año pasado por estas fechas, porque ya se sabe que el que va, repite. En fin, es el Felipop y ya se sabe: la melodía es lo que importa, el cartel es lo de menos y la diversión está asegurada. Viva el Felipop.

Parallel Field


Hola: Muchisimas gracias para todo. Felipop es un festival buenisimo, es el mejor para mi. Mi Espanol es muy mal y hablamos en Ingles ahora…… Many thanks once again for making the festival an everlasting memory for myself and the rest of the band. Un beso

Louis (Bronco Bullfrog)


Bueno, ya que el amigo Pablo me lo pide, echaré unas líneas sobre el Felipop y el espíritu de Limodre. Ese espíritu que me acompaña a todas horas y hace que pueda con todo.

Limodre es un pequeño lugar de la geografía gallega, encuadrado en Fene. Un auténtico paraiso a dos niveles, a nivel paisajístico, y sobre todo y más importante, a novel humano, con las gentes más entrañables que he conocido en mi vida.

El espíritu de Limodre y del Felipop fue bailar hasta que se hacía de día cosas absolúutamente bizarras, desde nuestro admirado Michael Jackson hasta Barón Rojo, pasando por Baccara o Luis Aguilé, eso sí, cuando la mañana se dibujaba acabábamos en plan estilista con Ocean Colour Scene o Tom Petty.

El espíritu de Limodre fue todo lo que aprendí al lado de Samuel Rodríguez, yendo del cero al infinito a pesar de su handicap, y las copas con Frankie, de Radio Arteixo, y el batería de los Easytones haciendo el cabra y destrozándose la mano derecha, por lo que no pudieron tocar, y las guapas chicas de la organización, y la camarera de “O Carballo”, un monumento al hedonismo…

Y el espíritu de Limodre fueron las gotas de lluvia del domingo que se mezclaban con las que caían por mis mejillas, porque, creerlo, mis pequeños drugos, lloraba, pues sentía que llegaba el momento de salir del paraiso.

Pepe Kubrik.


Festivales veraniegos hay de todo tipo. Los hay grandes, pequeños, de músicas minoritarias, de músicas de moda, para indies, para rockeros, de un día, de varios días…y luego está el Felipop. Un festival único dentro de la enorme oferta de eventos de este tipo que cada verano nacen en nuestro país.

Celebrado en el mágico paraje de Limodre, A Coruña, y con un presupuesto pequeño en comparación con la competencia, este festival logra atrapar cada año a cientos de incondicionales que son atraidos por el buen gusto a la hora de escoger el cartel (sin grandes grupos de renombre, pero con calidad garantizada), unos precios populares (algo a elogiar, conociendo otros festivales), el precioso entorno que lo rodea y sobretodo, atraidos por algo inexplicable que muchos llaman “el espíritu de Limodre” y que es difícil explicar con palabras.

Un ambiente casi familiar, un público que ama la música y la melodía (“La melodía es lo importante” reza el slogan del festival) y unas peculiaridades que hacen único y entrañable a este festival frente a otros parecidos, hacen que salgas del festival con unas ganas locas de volver al año siguiente.

La organización fue perfecta durante los dos días que duró el festival, cuyo escenario estaba situado dentro de una carpa lo suficientemente amplia para acoger al público asistente (superior al de ediciones anteriores), más los pequeños puestos de discos habituales en estas citas.

Power Pep SONIC WAVE


“La experiencia fue maravillosa y ha sido un momento culminante para mí. La gente de Limodre fue fantástica, cariñosa, amable y divertida!” (P.F. Sloan)

Comments are closed.